jueves, 26 de julio de 2012

El mejor regalo

Acabamos de sobrepasar los 10.000 Kilómetros, y la verdad que ya podemos certificar que no podía habernos pasado nada mejor en estos momentos que este viaje de vuelta al mundo en autocaravana

Hace un par de noches, dormimos en una playa salvaje en Estonia, con una  paz y una tranquilidad increíble, el sol se ponía por el mar y nos permitió vivir una puesta de sol preciosa. No os digo nada del amanecer... 

No puedo ser más feliz, esos pequeños momentos que Aïsha ve una catedral, una torre, un paisaje como el de Estonia, los parques, animales, etc. y dice: Guauuuu, que bonito, o C'est excellant!! está disfrutando de lo lindo. 

El pequeño Noah ve animales a diario, ya sea en parques o en la naturaleza, sus expresiones cuando los ve, su cara de felicidad, se contagia rápidamente y hace que cualquier problema desaparezca. 

Esos paseos que damos mientras charlamos, que se acerque cualquiera de los dos y te de la mano... como se suele decir:  "no tiene precio". 

Ya podríamos darnos la vuelta, todo lo vivido ha merecido la pena, pero... por supuesto... hay más!! seguimos todavía, queda mucho, quizás lo mejor está por llegar. 

Gracias por seguirnos.
Fernando

3 comentarios:

  1. Gracias a vosotros por compartir vuestra experiencia con todos nosotros.

    Viajar y descubrir nuevos lugares en buena compañía es maravilloso. Sorprenderse, disfrutar tan bellos momentos y después guardarlos para siempre dentro de nosotros.

    Wow cosas como estas hacen que la vida merezca la pena vivirla a tope.

    ResponderEliminar
  2. eso es seguro, lo mejor esta siempre por llegar.

    Animo.

    ResponderEliminar
  3. joer, tiene que ser verdaderamente apasionante vivir esa experiencia que estais relatando. Animo y que tengais dias felices en vuestro recorrido. Aurelio-San Sebastián

    ResponderEliminar