viernes, 26 de julio de 2013

Tres días en New York City

Hemos disfrutado mucho de nuestra estancia en Nueva York, en tres días hemos visto lo más importante, hemos paseado a pie y en bus por las calles de Manhattan, hemos vivido el ambiente neoyorquino tanto de día como de noche, en fin de semana y entre semana. 



Antes de llegar a New York cogimos varios folletos y vimos una empresa de Tours en Bus por la ciudad bastante asequible para utilizar durante 72h con varias rutas por la ciudad (Gonytours, son autobuses verdes), el coste era 42 dólares por adulto y 32 dólares los niños a partir de 5 años. Con los niños y para poder visitar al máximo decidimos coger esos tickets y privarnos de otras atracciones como subir al Empire State Building o la Estatua de la Libertad. 


A nosotros nos vino muy bien porque nos ha permitido ver y visitar lugares que por la distancia no hubiéramos ido con los niños y nos ha permitido ver muchas cosas en poco tiempo, le hemos sacado provecho y lo hemos utilizado durante los 3 días varias veces pero el servicio dejaba mucho que desear. Había pocos autobuses por lo que la espera era larga, los guías (excepto el primero) no explicaban casi nada y eran bastante serios y malos y los autobuses estaban bastante sucios, de hecho tenemos una anécdota que nos dejó de piedra: una pareja le pide al guía papel o algo para limpiar el asiento que estaba sucio y les contestó que por el precio que habían pagado no podían esperar más y que no debía quejarse, qué fuerte!!!!! Nosotros que vimos la escena desde un primer plano les ofrecimos unas toallitas y se mostraron muy agradecidos. 




Vimos: 

· Empire State Building (pero no hemos subido debido por el elevado precio) 
· Chrysler Building (desde el bus y de noche) 
· El puente Brooklyn (fuimos andando sólo hasta el primer arco) 
· El barrio Brooklyn (en bus y de noche) 
· La Estatua de la Libertad desde el ferry gratuito. 
· City Hall (donde está el palacio de justicia, el parlamento…) 
· China Town (hemos caminado por las calles del barrio y teníamos la sensación de estar en China) 
· La Quinta avenida de arriba a abajo a pie pero en dos días. 
· Times Square (de día y de noche) 
· El World Trade Center Memorial (nuevo edificio donde estaban las torres gemelas) 

· Flat Iron Building (un edificio triangular de la película Spiderman) 
· El barrio Harlem (en bus) 
· El museo Guggenheim (desde el bus) 
· La Cathédrale Saint John the Divine (con el tour en bus cerca de Harlem, nos paramos y entramos en la catedral) 
· Central Park, lo rodeamos con el bus y luego cogimos unas bicis (incluidas en el precio del tour en bus) y paseamos durante una hora por el sur de Central Park. Hay muchísimos parques infantiles, campos de beisbol, campos de voleibol-playa y voleibol en firme, paseos de bici, un pequeño parque de atracciones, un zoo y muchas más cosas porque es un parque gigante. 

· Fuimos dos veces a la tienda Disney para que los niños jugaran, una vez a la tienda Toys r us, una vez a la tienda de juguetes FAO (donde está el famoso piano gigante para tocar con los pies y en una pequeña tienda de juguetes de Scholastic. 

· Aïsha y yo entramos en Tiffany´s y en Victoria´s Secret también. 
· Entramos en dos tiendas Lindt y nos dieron a probar unos bombones de chocolate blanco riquísimo. 
· Fer entró en la tienda Apple. 

· Fuimos a la New York City Public Library y había una expo de libros de niños muy chula y una expo de Federico Garcia Lorca pero llegamos el último día y a la hora del cierre así que nos quedamos con las ganas de ir. · Madison Square Garden (en bus y a pie). 
· El Soho. · Little Italy (desde el bus, es un barrio italiano). 
· Avenida Broadway a pie. 
· Para comer encontramos sitios muy baratos: trozos de pizza grandes por 1 dólar o 2 trozos con bebida por 2,75 dólares, hot-dogs por 1 o 1´5 dólares, helados y granizadas por 1 dólar, bocadillos en Sub-way por 4 dólares (menos de 3 euros) con bebida incluida. 

El segundo día quedamos con el gran cocinero malagueño Dani Garcia que tiene junto a otros socios el maravilloso restaurante “Manzanilla”, en Park Avenue con la 26th. Street. Fernando lo conocía desde hacía mucho y quedaron a través del Twiter para vernos durante nuestra estancia en Nueva York. Nos enseño el restaurante que tiene varias plantas, una decoración muy armoniosa y que puede acoger hasta 300 personas. Pasamos un buen rato hablando con él de muchos temas diferentes y probamos tres de sus platos estrella: Hamburguesa de Rabo de Toro, Croquetas de Jibia en su tinta y Tortillitas de Camarones. Todo estaba riquísimo, incluso los niños disfrutaron probando. 


Estamos muy contentos de nuestra estancia en Nueva York, incluso Aïsha decía que le daba pena marcharnos de esta bella ciudad porque le ha gustado mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario