lunes, 29 de julio de 2013

Washington

El viaje nos regaló, el pasado jueves 24 de julio, una parada inesperada en un trocito de naturaleza precioso, justo a la entrada de Washington.

El día anterior atravesamos Baltimore y al salir de la ciudad tomamos una carretera que nos alejó un poco del camino hacia Washington pero era una ruta alternativa para llegar hasta la ciudad de La Casa Blanca y gracias a ese cambio de ruta descubrimos un lugar precioso en plena naturaleza.

Es un parque a la entrada de la ciudad llamado “Turkey Run Park“. Nos adentramos en él para descansar un poco de la carretera y para cenar antes de ir a ver Washington de noche.

Aparcamos la autocaravana y fuimos a pasear por los senderos a través del bosque y llegamos hasta la orilla del Potomac River dónde nos esperaba un paisaje maravilloso y unas mariposas negras y amarillas muy, muy grande. Para nosotros fue un gran regalo, Fernando y Aïsha le hicieron fotos y las mariposas volaban a nuestro alrededor como si bailaran para nosotros, fue un momento mágico y estar a la orilla del río fue como estar en una selva.

Tras recargarnos con la energía de la naturaleza, cenamos y nos marchamos hacia Washington para ver la ciudad de noche. Paseamos en autocaravana por la Constitution Avenue que está repleta de inmensos edificios administrativos de estilo románico, vimos el Lincoln Memorial, El Capitolio y La Casa Blanca. Es una ciudad muy americana, todo es a lo grande, había mucha vigilancia y por la noche es una ciudad tranquila a diferencia de New York.

Fue una bonita experiencia descubrir una ciudad como esta con la luz de la luna.




2 comentarios:

  1. Washington DC es una de las ciudades que me más me ha gustado visitar de todas las que he estado en EEUU. Washington destila cultura, historia y naturaleza a mí vuelta me he currado una mini-guía de viajes....

    Os dejo el enlace, ya que supongo que le pueda venir bien a algún lector.

    Guía turística de Washington DC

    Saludos

    ResponderEliminar