martes, 13 de agosto de 2013

Atlanta

Gracias Familia Barros!!!!


Hemos pasado un poco más de una semana en Atlanta en casa de unos nuevos amigos que hemos hecho a través de nuestra web.

Ellos nos contactaron y nos invitaron a su casa para conocernos y enseñarnos la región.

Nos recibieron con los brazos abiertos y una gran sonrisa y nos han acogido en su hogar como si nos conociéramos de toda la vida.

Nos han enseñado los lugares turísticos de Atlanta: museo de la Coca-cola, edificio de la CNN, los grandes edificios del centro, un parque en el centro de la ciudad que hicieron para los Juegos Olímpicos en el que se puede pasear, hay zona de juegos, una fuente dónde los niños se bañan y una noria grande, también nos enseñaron algún barrio de la periferia un poco más desfavorecido y todo lo principal de la ciudad pero lo hicimos en coche sin entrar a ningún museo.

Un día visitamos con ellos un pueblo muy turístico, a unos 100 km, llamado Dahlonega con una mina histórico de oro y otras piedras, donde hay un lugar en el que puedes ir y encontrar tus propias piedras en bruto, te dan un cubo con arena (pagas según el tamaño del cubo) y con un tamizador y agua vas encontrando diferentes piedras  que te puedes llevar, luego te explican cuáles son y el valor de cada una.

Durante el resto de nuestra estancia en Atlanta, hemos conocido a muchos amigos de la familia Barros, como Gislani de Nicaragua, a Berry de EEUU, a Carlos de Uruguay, a Carlos de EEUU, a Isabel de España y a Vilma de Perú. 

Hemos aprendido costumbres de otras culturas, muchas palabras que dependiendo del país latino se dice de una manera o de otra, algunas palabras que para los españoles son ofensivas para otro país no lo son o viceversa, nos han preparado algunos platos típicos de su país como:

Chori-pan de Uruguay con chimichurri.
Tortas fritas de Uruguay que allí sólo se toman cuando llueve y antiguamente se elaboraban con agua de lluvia.
Tortilla de patata al estilo uruguayo.
Limonada Georgiana.
Ceviche de pez-gato de Perú.
Arroz con pollo y plátano frito de Nicaragua.
Y nosotros preparamos tortilla de patata española, crepes al estilo francés,  pizzas caseras y bizcocho, quedó pendiente hacer una paella, por cierto aquí no se comercializa la carne de conejo en los supermercados, una pena.

Hemos aprendido mucho sobre la vida en EEUU:
Las diferencias “raciales”, hay muchas más diferencias que las que percibimos en Europa. Son en los dos sentidos de los estadounidenses hacia los inmigrantes y de los inmigrantes a los estadounidenses u a otras culturas. En Europa hablamos de personas y culturas y en EEUU hablan de razas. En cualquier formulario que debas rellenar debes poner si eres: blanco, negro, hispano, u otro, (si si, también está la opción de otro, para extraterrestres, gremlins, etc… broma de Fernando) eso nos llamó mucho la atención porque es una forma clara de discriminación pero luego nos contaron que principalmente es para las ayudas porque si eres de color (moreno) o hispano recibes o reciben por ti más ayudas (otra discriminación, para los blancos). Hay mucho clasismo de culturas, hay barrios hispanos, barrios chinos, barrios japoneses, barrios estadounidenses, barrios negros…

Las  costumbres alimentarias son muy diferentes y nosotros echamos de menos los platos elaborados de España o Francia. No tienen horarios de comida,  comen frecuentemente alimentos fast-food, muchos dulces, mucha soda y muchos fritos. Existe un gran problema nacional de obesidad, ya lo sabíamos pero lo hemos podido comprobar personalmente.

La sanidad que es muy costosa, mucho más cara que en Europa, pero gratuita en los hospitales públicos para la gente pobre. Los seguros médicos no cubren todos los gastos médicos (a menos de contratar uno muy caro) y por tanto la gente evita ir al médico. Un parto completo (preparación y parto) puede costar unos 15.000 dollares, aunque tengas seguro médico. Aquí se beneficia la clase más pobre que, tras mucho papeleo puede tenerlo sin coste, o los ricos que no tienen problemas para pagarlo, sin embargo, la clase media está siendo castigada en cuanto a impuestos, ayudas, etc…

El sistema educativo, desde mi punto de vista, tiene cosas muy buenas pero también tiene cosas malas. Según lo que nos han contado y siempre viéndolo desde mis ojos es un sistema estricto y disciplinario pero también nos han explicado que debe ser así porque hay demasiada diversidad cultural y de otra manera no sería posible. Hay una cosa que me he llamado mucho la atención y es que para entrar a clase, los niños van en fila con el brazo izquierdo extendido hacia delante y el dedo índice  de la mano derecha sobre la boca en forma de silencio. Otra cosa es que todos los niños que tienen el comedor gratis deben memorizar un número de 5 cifras que les sirve desde preescolar hasta el instituto, incluso los de preescolar deben memorizarlo y para ellos es un esfuerzo muy grande así que hay muchos que no lo recuerdan y reciben una regañeta cada vez que van a comer.

Las cosas buenas son: todos los niños, todos, reciben los libros de texto gratis cada año (libros nuevos), la formación de adultos para aprender el inglés o bien para aprender a leer y escribir es también gratuita, el comedor es gratuito para todos aquellos que no tiene unos ingresos mínimos, el lado negativo es que no hay control ninguno por parte del estado sobre la veracidad de los datos que la gente pone en los formularios por lo tanto hay mucho abuso, incentivan la lectura y proponen a los niños (a partir de segundo) una larga lista de libros para leer a lo largo del año y les proponen leer 100 libros, no todos lo consiguen pero los que lo consiguen reciben un diploma (Carolina lee los 100 libros cada año, ahora tiene 9 años).

El curso empieza en agosto y acaba a finales de mayo. Entran en el mismo curso los niños nacidos entre septiembre, por ejemplo, 2007 y septiembre 2008. No es como en Europa que es de enero a enero.

El coste de la universidad es elevado pero se pueden obtener becas si se tienen buenas notas o si los ingresos son bajos, además dan préstamos con facilidades para pagar los estudios. 

Gustavo, Noelia, Carolina y Valentina nos han hecho partícipes de su vida en EEUU, sus inicios, sus proyectos, su día a día, hemos aprendido muchísimo con ellos y hemos disfrutado mucho con su compañía. Aïsha y Noah han jugado con Carolina y Valentina y han aprendido nuevas palabras tanto en inglés como en uruguayo.

Nos llevamos nuevas experiencias, nuevos conocimientos y sobre todo nuevos amigos.

Gracias de todo corazón por haber escrito con nosotros varias páginas de este viaje.

2 comentarios:

  1. Da gusto que haya personas con tanta hospitalidad, me alegro que encontrarais una buena manera de conocer la ciudad.
    Tengo curiosidad por la experiencia del cubo, que encontrasteis?

    ResponderEliminar
  2. Hola Rebe, gracias por escribirnos. En el cubo, los niños encontraron piedras detodo tipo, algunas muy comunes y otras con un poco de valor tipo cuarzo y Aïsha encontró también un fósil que nos dijo el hombre que era excremento de dinosaurio (no sabemos si será verdad pero a Aïsha le hizo ilusión). Lo importante fue la experiencia para ellos.

    Saludos

    ResponderEliminar