domingo, 17 de noviembre de 2013

Yosemite, Kings Canyon y Sequoia National Parks

Después de San Francisco fuimos hacia Yosemite que se encuentra un poco en el interior.

Antes de entrar al parque Yosemite, nos paramos a pasar una noche en un Vista Point y fue muy agradable despertarse encima de una colina con las vistas a un lago. Pasamos una mañana dedicados al cuidado de la autocaravana y mientras tanto los niños podían jugar con las bicis en el aparcamiento.

Al llegar a Yosemite nos encontramos con el desolador paisaje todo quemado por un incendio (seguramente reciente, quizás de este verano). Al ver los restos de un incendio da una sensación de impotencia y nos da para reflexionar sobre la actitud del hombre con la naturaleza y la fuerza de la misma naturaleza cuando se impone.Seguramente que ese incendió empezó por una chispa, un a barbacoa mal apagada, una colilla u otro despiste o imprudencia y sin embargo acabó con la vida de miles de hectáreas de bosques, con la vida de muchos animales, ha provocado una expulsión de CO2 increíble y al quemarse los árboles durante años, ya no producirán oxígeno. 

Nos dio mucha pena ver este desolador paisaje pero a la vez nos dio para pensar, reflexionar y pudimos explicarle a Aïsha las consecuencias de un incendio.

Al entrar el parque seguían las huellas del incendio pero poco a poco fueron desapareciendo para dejar paso a un maravilloso paisaje otoñal con colores cálidos y acogedores.

Cogimos un poco de altura y pudimos ver restos de hielo en los bordes de la carretera.

En este parque predominan las montañas de granito, las cascadas, los ríos, los bosques y algún glaciar. En esta zona habitan muchos animales como osos o leones de montaña pero nosotros tan solo vimos ciervos.
Vimos montañas importantes como el Half Dome o El Capitán y tuvimos la suerte de ver el anochecer entre las montañas.

Antes de llegar al parque Sequoia, dormimos en una zona cercana y tranquila para entrar temprano al parque y aprovechar bien el día.

Entramos al parque el sábado 9 de noviembre y aunque nosotros tenemos el pase anual para entrar al todos los parques nacionales y estatales, esta vez no nos hizo falta porque este fin de semana la entrada era gratuita en honor a los veteranos de la guerra.

Hemos entrado por el Kings Canyon National Parks pero sólo hemos atravesado un trozo de este parque para llegar al Sequoia. Hay muchas carreteras, dentro de los parques nacionales, que en esta época del años permanecen cerradas durante el invierno.

Hemos rodado a través de bosques con árboles inmensos,Redwoods y Sequoias, hemos aprendido la diferencia entre estos dos árboles. Los primeros pueden llegar a ser más altos pero son más finos y sus ramas son más pequeñas y los segundos llegan a tener más anchura y por tanto más volumen y sus ramas son anchas y largas.

Nos hemos ido parando en los puntos de interés y disfrutando de los paisajes y la naturaleza al estado puro.

El bosque de los gigantes es realmente impresionante y, al igual que en Redwood National Park, nos hemos sentido muy pequeños. Hemos paseado a pie por estos bosques y hemos podido ver el árbol más grande del mundo en cuanto a volumen, su nombre es General Sherman, es un Sequoia, tiene 2200 años (no es el más antiguo), se cima ya está muerta y sin embargo cada año sigue creciendo su volumen en anchura. Su tronco en la base mide 11 metros de diámetro, pesa unas 1256 toneladas y su volumen es de casi 1500 metros cúbicos.

Hemos aprendido un dato interesante sobre los sequoias: tienen una corteza muy resistente a los incendios, a los gusanos y a los insectos, además poseen unas raíces que buscan el agua muy lejos y por esa razón son los árboles que viven más años y crecen más alto. Estos árboles necesitan de incendios controlados porque de esta manera los árboles sueltan sus semillas y se pueden reproducir, además las malas hierbas de los alrededores que les quita nutrientes y fuerza se mueren y dejan más espacio y energía para que los Sequoias puedan seguir creciendo.

Al descender hacia la salida sur del parque se nos acababan las esperanzas de ver un oso, hemos visitado varios parques nacionales siempre con el deseo de ver algún oso y no hemos tenido esa suerte pero justo después de pasar el Hospital Rock (una zona de picnic) nos esperaba una gran sorpresa, Fer que siempre está atento a los coches que se paran al borde de la carretera porque suelen ver algún animal, paró de golpe la autocaravana y dijo "Lo tenemos, ahí está el oso" y  con gran emoción y nerviosismo pudimos ver un oso negro (por lo que nos contaron después se trataba de uno de los grandes). Fue un momento mágico y casi no lo podíamos creer, los 4 estábamos súper emocionados y felices de ver a un animal que resulta para nosotros tan importante.

El resto de la tarde y noche giró en torno al oso y a la felicidad que nos produjo verlo.














2 comentarios:

  1. Vemos nuestro primero oso en el parque nacional Glacier in Montana el mes pasado. Fue magnifico. No hemos visitado los parques en California, pero esperamos verlos cuando regrasar a los Estados Unidos despues de nuestro viaje en Mexico. Disfrutamos leer sobre sus adventuras and pensamientos de los Estados Unidos.

    ResponderEliminar
  2. No sabéis la envidia que me dais!!! Muchos abrazos, a continuar con la aventura!

    ResponderEliminar