lunes, 10 de noviembre de 2014

Comenzamos nuestra tercera etapa

Nos encontramos de nuevo en Los Angeles, para nosotros ya es un lugar familiar y rodando pasamos por lugares que ya conocemos. Se hace raro pensar que estuvimos aquí hace 10 meses despidiéndonos de nuestra autocaravana. 

Hoy ya estamos los cinco juntos en nuestro pequeño hogar, en las calles de Los Angeles a punto de iniciar una nueva etapa de nuestro viaje por el mundo. 

Salimos de Málaga el día 5 de noviembre por la mañana y llegamos a Los Angeles el mismo día por la tarde. Fue un viaje muy largo, sobre todo para los niños. 

Sobrevolando Groenlandia

Al cansancio del viaje se unieron el cambio de horario, los virus que acompañaron a los niños con vómitos y fiebre y los arreglos que debíamos hacer a la autocaravana. Han sido unos días de adaptación, de reajustes y de encontrar el equilibrio. 

Ya casi nos hemos adaptado al cambio de horario, la autocaravana está a punto para continuar rodando y hemos recuperado nuestra energía para iniciar esta nueva etapa por México y Centroamérica. 

Ayer estuvimos paseando por Venice Beach, nos ha traído muy buenos recuerdos del año pasado cuando paseábamos y patinábamos con mi hermana Manon y con Kenaï en mi barriga. Al ser domingo había mucha gente, gente de todo tipo, de toda nacionalidad y de toda edad. Hombres y mujeres con patines, con skate, con bicicletas y otros. 

Fleur y los peques en Venice

 Chica haciendo skate en Venice


Nos paramos a observar a un grupo de personas que patinaban con música, iba desde los 2-3 años a los 70-80 años. No era un espectáculo, simplemente personas que disfrutaban patinando y bailando. Cada uno iba a su ritmo sin preocuparle la mirada de los demás. Al lado había un skatepark y hacían todo tipo de acrobacias. Pasamos una tarde muy agradable, son momentos de apertura de mente en los que todo es posible, cada uno vive su vida a su manera sin importarle el qué dirán y nos permite darnos cuenta que hay miles de vidas posibles, reales y diferentes. 

Uno de los patinadores bailarines muy patriota

En esta zona, la gente se busca la vida como puede y quiere: bailando, haciendo acrobacias, pintando, haciendo manualidades, vendiendo objetos o pidiendo ayuda. 

Estamos aprovechando unos días en Los Angeles para arreglar cosillas de la autocaravana y en pocos días partiremos hacia México. 

Fleur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario