lunes, 16 de marzo de 2015

Cuba ha sido como viajar en el tiempo.

Tras unos días fugaces por Honduras, dejamos nuestra autocaravana en Tegucigalpa en casa de unos amigos. Fue todo una aventura debido a la pendiente del terreno, hubo que levantar cables eléctricos y recortar un árbol para que pudiera pasar y quisimos subir marcha atrás pero la autocaravana pesa tanto y en esa pendiente no subía así que finalmente subimos de frente.

Gracias a Paco, Libu, los niños y toda la familia por acogernos con cariño y por cuidar del “Rêve” durante estos meses.

En Cuba nos hemos alojado en casas de hospedaje, queríamos vivir entre los cubanos. Nos hemos desplazado en taxis o en “guagua” y hemos comido en los puestecillos de la calle, con moneda nacional.

Hemos quedado prendidos por el calor humano de los cubanos, su generosidad, su alegría, su felicidad, sus conversaciones, su manera de buscarse la vida para sobrevivir… El pueblo cubano es una lección de vida.


Fachadas coloridas de La Habana


Mercado de frutas y verduras de La Habana

En 15 días podíamos haber recorrido gran parte de la isla pero hemos preferido ver poco y conocer más de la vida cubana. Hemos visitado Trinidad, Cienfuegos, Viñales y La Habana, pero lo que realmente hemos hecho es descubrir una cultura, una historia y conversado mucho con la gente.
En general la gente es feliz, la gran mayoría nos decía que tienen poco y que hay pegas pero “por lo menos no nos morimos de hambre”. Hay mucha seguridad en todo el país, puedes pasear a cualquier hora del día o de la noche y nunca hay violencia.

Los jóvenes desean el acceso libre a internet ya que en Cuba internet es de acceso libre únicamente para algunos sectores profesionales y luego está el acceso a internet de pago en los hoteles que es carísimo incluso para los turistas (unos 5 CUC/4euros).

La presencia de dos monedas dificulta mucho el día a día, la moneda para el exterior (para los turistas) es CUC y equivale al dólar (1 CUC = 1 DÓLAR) y la moneda nacional CUP es mucho más débil (25 CUP = 1 CUC). En la mayoría de los sitios puedes pagar con las dos monedas pero en los lugares con precios en CUC es más caro.


Parque de Trinidad

Tienen muy pocos recursos y en las tiendas a mí me daba impresión de viajar en el tiempo (así me imaginaba las tiendas cuando mis abuelos eran pequeños), hay grandes estanterías con muy pocos productos a granel y los productos se repiten de una tienda a otra. No hay mucha variedad ni de alimentación, ni de vestimenta, ni de herramientas, ni decoración.


Un cubano que se busca la vida para ganar algunos pesos con los turistas.


Las preciosas playas de Ancon cerca de Trinidad

Yo pensaba en nuestros supermercados repletos de productos de todo tipo, en la gran cantidad de oferta para consumir, consumir y siempre consumir y todo lo que se tira a la basura. No es necesaria tanta oferta, los cubanos se alimentan de los recursos que les da la tierra, tienen unas frutas riquísimas, crían animales, pescan y en las casas hay lo imprescindible para vivir bien. Todo lo material ocupa lugar físico y tiempo, porque todo lo material requiere un mantenimiento y un tiempo para ser utilizado, cuantas más cosas materiales tengamos más tiempo necesitamos para utilizarlas todas y por tanto menos tiempo para disfrutar de cosas inmateriales como la naturaleza, la compañía de los seres queridos, un atardecer, el silencio, un paseo, jugar con la imaginación… Esta es una de las lecciones que hemos aprendido en esta etapa y que hemos procurado transmitir a Aïsha y a Noah, por esa misma razón donamos la mayoría de los juguetes.


Una avioneta en un mini zoo en Trinidad.

En Cuba hemos disfrutado mucho con la belleza de los “carros americanos”, todos se utilizan como taxi, hay algunos muy bien cuidados y otros que están estropeados y arreglados con piezas de otros coches pero son igualmente bonitos. Es impresionante pensar que son vehículos que tienen más de 50 años y siguen funcionando. En Cuba, al igual que en México se arreglan las cosas, no se tiran y sustituyen por otras nuevas, las cosas deben tener una vida larga.


En Cienfuegos

En Cuba todo el mundo tiene derecho a educación y sanidad gratuita, incluso nos han contado que si es necesaria alguna maquinaria nueva para curar a alguna persona, el gobierno la paga siempre y cuando en dicha maquinaria no haya más del 10 % de componentes estadounidenses.

La Habana está muy estropeada y los edificios muy deteriorados, el gobierno debería reformar pero no lo hace y es una pena porque son edificios preciosos y forman parte de la historia de Cuba. En ocasiones prefieren derrumbar y construir nuevo porque sale más barato.


En las calles de Cienfuegos


 Pescador con red en Cienfuegos


Uno de los muchos coches antiguos (coches americanos) que vimos en Cuba


Jóvenes jugando al beisbol


Anochecer de La Habana desde el Castillo del Morro


La clase de Educación Física en una calle de La Habana.
La escuela son las ventanas azul celeste.


El Castillo del Morro desde el Malecón de La Habana


Calles de La Habana


Fabricación de un puro cubano


Plantaciones de tabaco en Viñales


Secadero del tabaco (había un olor fuerte a tabaco en el interior)


Cueva del Indio en Viñales


Viñales


La casa de hospedaje en La Habana, en casa de Carlos y Vivian



El taxi de Carlos


Todos los cubanos quedaban prendidos con Kenaï y lo querian coger en brazos


El callejón de Hamel en La Habana con muchas bañeras transformadas.

Nos quedamos con la alegría que desprende la gente y la amabilidad, ha sido una experiencia fantástica.


4 comentarios:

  1. Muy bonita y poética tu descripción que sin dudas es emocionante para quien no ha vivido la miseria del Régimen Castrista.
    Haces muy bien en quedarte con las "buenas enseñanzas" para tus niños ,pero los cubanos no tenemos ningún desapego por lo material , esto ha sido impuesto ,como todo : Una forma única de pensar que termina por minar las mentes . El cubano de la Isla es autómata ,le cortaron las alas para pensar y se limitó a repetir lo que el Régimen nos inyectó en vena durante más de 50 años . ¿Hospitales? Si parecen tanatorios , ¿Cuál salud gratis? ¿A costa de qué?. Tener un supermercado con comida no es un lujo es un derecho.
    Hemos sido sometidos a un sistema único de pensar, a un Régimen que nos ha llevado a la miseria ,ya no económica sino social , donde pensar diferente cuesta la vida. Eso no lo quiero para mis hijos. Si algo bueno se puede sacar de eso , es que la miseria nos ha llevado a ingeniarnosla para sobrevivir. Y el cubano en Cuba vive de inventar,robar,traficar,negociar y para nada legal.
    Es demasiado largo y doloroso explicarte para los que la hemos padecido.
    Solo me quedo con lo que has dicho :"Es como viajar en el tiempo" . Peor que en la prehistoria.

    ResponderEliminar
  2. Hola Seoane, muchas gracias por tu comentario. Tienes razón en que todo no es de color de rosa en Cuba, en esta entrada sólo he plasmado un trocito de lo que hemos visto y percibido. Está claro que en 15 días no podemos saber cómo es la vida de un cubano, sin embargo al alojarnos en casas de huéspedes nos hemos dado cuenta de ciertas cosas como la falta de agua, en una de las casas un día tuvieron que comprar agua para llenar los depósitos porque ya nos les quedaba del agua suministrada por el gobierno, el altísimo precio de ciertos productos que en Europa son baratos y la dificultad para encontrar ciertos productos. Hay gente que nos ha dicho que hace unos años la situación era muy difícil y que la libre expresión no existía. En cuanto a los hospitales, supongo que no serán los más modernos, es cierto pero en mi descripción sólo he escrito datos que nos han transmitido. En Europa los supermercados desbordan productos y en Cuba faltan productos de primera necesidad, no creo que ningún sistema sea la solución sino el equilibrio. Espero que no lo tomes sólo al pie de la letra y que sólo es una opinión de los que hemos vivido durante 15 días en Cuba y lo que los cubanos han compartido con nosotros. De cada país que visitamos intentamos quedarnos con lo positivo, porque esa es nuestra filosofía pero es cierto que no todo es bonito y fantástico. Fleur Touzelet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto de acuerdo con todo lo que dice . Este simple debate está prohibido en iban,no se puede pensar diferente y no se acepta una forma den pensar distinta a la marcada por el Régimen , eso le ha costado la vida a mucha gente . Podemos pasar necesidades y penurias en alimentos, ropa y materiales en general ,pero la Libertad es el bien mas preciado del ser humano y nadie tiene el derecho de quitártela ,perpetuandose en el poder y pasándolo a sus familiares .
      Mucha suerte chicos.

      Eliminar
  3. ¡¡¡Hola!!!

    Acabo de descubrir vuestra historia. Todavía no entiendo bien el orden de las rutas, pero al leer ahora acerca de Cuba me pregunto ¿no tuvistéis ningún problema a la hora de llevar vuestra autocaravana? ¿por qué una casa de alojamiento en La Habana? ¿no se puede acampar libremente?

    Gracias

    ResponderEliminar